Amantes

La verdadera historia de Bonnie & Clyde los amantes del crimen

Sitio para conocer 268386

Su agente literario también lo era de la autora y quiso la opinión del Nobel, que tuvo el manuscrito en sus manos antes de que fuese robado. Virginia Vallejo Cartago, Colombia,la periodista estrella en la Colombia de los años ochenta se convirtió en la obsesión de Pablo Escobar Gaviria, el mayor narcotraficante de la historia. Cuando conoce a Pablo Escobar, él ya es diputado pero usted ignora la fuente de su riqueza. Ese día, en su finca, Escobar le salvó la vida. Fue muy valiente al arrojarse al río. Yo no lo conocía y estaba comprometida con Aníbal Turbay, sobrino del presidente. La gente estaba hablando, atendiendo a la parrillada y solo él se dio cuenta de que me ahogaba. Así es. Aquel reportaje lo robó la familia de Pablo y lo vendió a todos los medios, cuando era mi propiedad intelectual.

Estas breves líneas conforman uno de los cientos de poemas que escribió una de sus protagonistas, Bonnie Parker. Una mujer que conoció al amor de su vida, Clyde Barrow, y que juntos se convirtieron en dos leyendas del robo y del crimen. Hubo mucho amor, pero también sangre, latoso y muerte. La gran pantalla y la literatura hicieron el resto. Ésta es su historia… La poeta y el ladrón se enamoran Como sucede con personajes históricos de la anales negra, para entender sus actos delictivos es necesario poner sobre la banco aspectos como la infancia, la comunidad, sus inquietudes… aunque también el edad histórico en el que se encontraban. Hablamos de los años treinta, edad en la que Estados Unidos vivía sumida en la llamada Gran Bache. De sobrevivir. Sus infancias tampoco ayudaron mucho a no caer en la tentación de apropiarse de lo desconocedor. Bonnie en su época como fámula AP Bonnie Elizaberth Parker, por antonomasia, nació en en el seno de una familia de clase media.

Las mujeres y las adolescentes pueden acudir para una consulta con sus madres o amigas. Otras llegan con un hombre o solas. Y tengo varios caballeros que me llaman y me dicen: 'Oiga, doctora, le voy a enviar a una chica para que la opere'. Me la pela. Y lo hace así como ya sabe que me gusta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.